¿Comentas?

Agradecemos los comentarios que nos hacen mejorar y aceptamos las propuestas y peticiones sobre las que te gustaría leer en este blog. ¿Colaboras?

viernes, 1 de junio de 2012

Fauvismo (tema)

Se trata de una de las vanguardias pictóricas que se desarrolla entre 1904 y 1907 y cuyos principales representantes son Henri Matisse, André Derain y Maurice Vlaminck. Su aparente libertad de expresión se manifiesta en el uso de colores puros y en la exageración del dibujo y la perspectiva.
Aunque la exaltación del color era común a todos los artistas del movimiento, éste distaba mucho de ser un grupo pragmático, disciplinado y coherente. Puede que entre ellos no existiera una doctrina común, pero tenían opiniones e ideas firmes acerca de la pintura en ese momento, aunque eran altamente individualistas y personales en cada pintor y que sólo fueron compartidas durante breves periodos de tiempo.  
En las primeras vanguardias del siglo XX la ruptura con la tradición y la renovación radical del lenguaje se produjeron en el ámbito de la figuración, sobre todo en el color y la expresión. Los fauvistas se plantearon una exaltación límite del color que hizo de la representación del espacio el desarrollo de una nueva dimensión concebida desde el juego y las combinaciones cromáticas.
El fauvismo fue exclusivamente una tendencia plástica que tiene su desarrollo solo en la pintura y que seguía las experiencias en torno al color del post-impresionismo.
El grupo de los fauves tenía una procedencia triple: en primer lugar se encuentran los condiscípulos del estudio de Gustave Moureau, entre los que se encuentran Matisse, Marquet y Rouault; el segundo grupo es el de los pintores que proceden de la "escuela de Chateau", como Derain y Vlaminck; el tercero es el formado por la Escuela del Havre, con Friesz, Dufy y Braque.
Las obras de Matisse, Derain y Vlaminck ofrecen unos planteamientos radicales en el empleo del color y la materia y la forma expresiva de aplicarlos sobre el lienzo. En el paisaje la fragmentación de lo representado es más evidente y radical. Esta nueva forma de representación creaba un espacio distanciado del modelado a través de la luz y la sombra utilizado en la perspectiva tradicional. Pero también se desentendía de las fuentes originales de las que arrancaba en sus orígenes: el Impresionismo y el Post-Impresionismo. La novedad principal de los fauvistas fue la desarticulación del objeto representado para convertirlo en el soporte de combinaciones cromáticas que crean una nueva concepción de la imagen pictórica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario