¿Comentas?

Agradecemos los comentarios que nos hacen mejorar y aceptamos las propuestas y peticiones sobre las que te gustaría leer en este blog. ¿Colaboras?

19 noviembre 2020

El Museo del Prado: la colección (tema)

El Museo del Prado (Madrid, España) es una institución cuyo origen debe mucho a las colecciones reales de los siglos XVI y XVII. El coleccionismo de entonces aspiraba a reunir obras de los artistas preferidos de los monarcas, ignorando así un carácter enciclopédico. 
El primer pintor coleccionado por los monarcas españoles, y el pilar sobre el que se erigió la colección real, fue Tiziano. Así, los monarcas optaron por una pintura en la que lo importante era el color, una pintura en la que primaban los aspectos más emotivos y sensuales. 
Otros pintores y escuelas fueron incorporados desde el siglo XVI. Felipe II se decantó por la pintura flamenca del XV y aún más decisivo fue Felipe IV, quien no sólo encargó obras a Rubens, Velázquez y Van Dyck, sino también a José de Ribera, Nicolás Poussin y Claudio de Lorena, y a distintos pintores italianos. Además, lleno los vacíos existentes de la colección con obras del Renacimiento italiano no veneciano, como Rafael, Parmigianino o Correggio. 
Con la llegada de los Borbones llegaron los pintores franceses a la colección, dando inicio a un siglo, el XVIII, dominado por artistas extranjeros. A los franceses les sucedieron los italianos y, tras el reinado de Carlos III, sólo a finales de siglo, con Goya, vuelve un pintor español a dominar el escenario cortesano.
El promotor del museo fue el rey Fernando VII, sin olvidar el apoyo de su esposa, María Isabel de Braganza. Su intención de abrir un museo se muestra ya en documentos de 1814, cuando está dispuesto a ceder el Palacio de Buenavista a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando para abrir una galería con pinturas y objetos artísticos tanto de la Academia como de la colección real. Pero en esos años se busca el edificio ideal, y cuando se decide que sea el Real Museo de Ciencias Naturales construido por Juan de Villanueva, éste se tiene que remodelar debido al estado en el que se encontraba tras la guerra con los franceses.
Durante el siglo XIX son los artistas españoles los que viajan fuera, sobre todo a Roma y París. 
Por otra parte, hay que recordar que algunos de los fondos de la colección provienen de otros museos, como el extinto Museo de la Trinidad o el Museo de Arte Moderno, o del ámbito privado, como los legados de D. Pablo Bosch, D. Pedro Fernández Durán o D. Ramón de Errazu.
La colección del Museo del Prado termina cronológicamente en el año 1881, año del nacimiento de Pablo Picasso.
Pero no hay que olvidar que la colección que atesora el Museo del Prado no es sólo pictórica, sino que también contiene obras escultóricas y de artes decorativas, colecciones que abarcan desde la Antigüedad al siglo XIX.

06 junio 2020

El triunfo de Baco o Los borrachos, Velázquez (obra)

El triunfo de Baco, Velázquez
El triunfo de Baco (1628-9), Diego Velázquez
Museo Nacional del Prado 
Este cuadro, titulado El triunfo de Baco, es la primera obra mitológica realizada por el pintor español Diego Velázquez, quien hasta entonces había realizado bodegones, retratos y escenas religiosas. 
Se trata de un óleo sobre lienzo conservado actualmente en el Museo Nacional del Prado (Madrid, España).
En él aparece el dios Baco semidesnudo y portando una corona de hojas de vid. Se encuentra coronando con hojas de hiedra, atributo relacionado con los poetas, a uno de los borrachos que le acompañan, que podría ser un poeta inspirado por la ingesta de vino. 
El dios es representado de una forma "humana" junto al resto de personajes, como si se tratara de una obra costumbrista (en las que Velázquez tenía más experiencia). Sin embargo, está diferenciado de ellos por su vestimenta y por el color de su piel, más clara y luminosa. Tras él se encuentra un sátiro también semidesnudo con una copa de cristal en la mano.
Se podría interpretar esta obra, por tanto, como una alegoría de la creación poética.
Por otra parte, se trata de una nueva tipología de pintura en la obra de Velázquez en la que además existen importantes novedades formales, pero que a su vez se sirve de los colores y tipos humanos de su etapa anterior en Sevilla. También nos recuerdan a sus obras anteriores las maravillosas texturas de las jarras y copas.
El nombre de "Los borrachos" se lo pusieron los madrileños cuando pudieron contemplarlo en el Museo Real a partir de 1819.

06 mayo 2020

Dirk Bouts (tema y listado)

Dirk o Dieric Bouts (hacia 1410/1420-1475) fue un pintor neerlandés perteneciente al grupo de los primitivos flamencos.
Se sabe muy poco acerca de los principios de su vida. Aparece registrado como pintor en los archivos de la ciudad de Lovaina en 1457 y llega a ser pintor oficial de la misma en 1468 y hasta la fecha de su muerte.
En su pintura destaca la influencia de Jan van Eyck y por Rogier van der Weyden. Sus obras tempranas se caracterizan por la utilización de la luz como elemento unitario, la humanización de los personajes, y un gran detalle en las telas y los cabellos, clara influencia de van Eyck. De van der Weyden hereda la intensa emoción de sus pinturas a través de los gestos. Es característica también de su pintura el recogimiento de sus figuras, que se relaciona con la devotio moderna y la meditación individual, y la evitación del dramatismo, así como la falta de realismo en la anatomía o la utilización de un punto de fuga único.

Dirk Bouts - La Última Cena
Entre sus obras destacan:
- La Dolorosa
- Retrato de un hombre
- Virgen con el Niño
- Tríptico de la vida de la Virgen
- Retablo de la Deposición
- La Piedad
- La Última Cena
- Cristo en casa de Simón el fariseo
- La lamentación de Cristo
- La justicia de Otón

01 mayo 2020

La escultura ibérica (tema)

La escultura ibérica está formada por pequeñas estatuillas de bronce (utilizadas como ofrendas o exvotos) y esculturas de piedra (arenisca o caliza) de mayor tamaño. Se trata de una escultura con ciertos rasgos orientalizantes y de otros pueblos colonizadores.

Guerrero de Mogente
Entre las pequeñas figuritas metálicas encontramos esculturas humanas, tanto masculinas como femeninas, y esculturas animales. Son exvotos realizados con la técnica de la cera perdida. Cabe destacar el Guerrero de Mogente.

Entre las esculturas realizadas en piedra, con una finalidad funeraria o religiosa, podemos destacar las esculturas de animales (como los relieves del monumento de Pozo Moro) y otros animales fantásticos (como la Bicha de Balazote) que son guardianes de tumbas y lugares de culto y las damas, figuras femeninas, ricamente adornadas con joyas y ricos ropajes. Todas ellas se realizaron durante los siglos V y IV a.C., en la época plena de la cultura ibérica. Además, se sabe que algunas de las piezas, después de talladas, fueron estucadas y pintadas con llamativos colores.
Dama de Elche
Entre las "damas", que podían servir de urnas cinerarias o cumplir el papel de damas oferentes, cabe destacar la Dama de Baza, la Dama de Elche o la Gran Dama Oferente del Cerro de los Santos.

Entre los yacimientos más importantes podemos destacar:
- Santuario del Cerro de los Santos
- Santuario del Llano de la Consolación
- Santuario del Collado de los Jardines
- La Fuentecica
- El Cigarralejo