¿Comentas?

Agradecemos los comentarios que nos hacen mejorar y aceptamos las propuestas y peticiones sobre las que te gustaría leer en este blog. ¿Colaboras?

martes, 26 de marzo de 2013

Prendimiento de Cristo, Caravaggio (obra)


En el Prendimiento de Cristo Caravaggio debió pensar que nada mejor que la tiniebla para pintar una traición. El escenario es un fondo neutro en el que se proyectan sombras y figuras. Éstas se mueven en un primer plano y con gran variedad de rostros, sentimientos y actitudes. Une el relato de cómo los evangelistas cuentan la traición de Judas y el beso que éste le da a Cristo, creando una escena de gran dramatismo y tensión en la que la luz procede de algún lugar a la izquierda del cuadro pero fuera de él, que armoniza los colores, resalta las texturas y acentúa la tragedia. Escoge la composición elíptica, lo que contribuye a la secuenciación de gestos, miradas y movimientos, resaltando la mansedumbre de Jesús.

No hay comentarios:

Publicar un comentario