¿Comentas?

Agradecemos los comentarios que nos hacen mejorar y aceptamos las propuestas y peticiones sobre las que te gustaría leer en este blog. ¿Colaboras?

viernes, 2 de septiembre de 2016

José de Ribera (1591-1652) (tema)

José de Ribera, conocido como El Españoleto, es considerado uno de los grandes artistas del barroco, representante de la corriente naturalista y tenebrista. Tiene ciertas semejanzas con Caravaggio, pero a él el tenebrismo le sirve para introducir misterio en composiciones llenas de serenidad. Es conocido por sus cuadros de mártires y santos bajo una luz tenebrosa. Pero a la vez que tenebrista también fue un gran colorista.
Nació en Játiva en 1591, pero en los primeros años del siglo XVII viaja a Italia, estableciéndose poco después en Nápoles hasta su muerte.
Fue pintor de la realidad, en la que triunfa la representación del carácter individual en sus figuras de viejos o ascetas al igual que en la belleza de los cuerpos varoniles de sus Cristos desnudos. 
Se trata de un maestro de la composición en cuyas obras destaca su monumentalidad. Además, son características de su obra los martirios sin sangre y la interpretación de los temas mitológicos con cierto humor hispano, además de cierto interés por la cultura clásica y la estatuaria antigua.
Pero además de pintor fue un excelente grabador aguafuertista, donde se muestra su gran dominio del dibujo y de las sombras.
Mujer barbuda - José de Ribera
Mujer barbuda
José de Ribera
En 1630 entra en contacto con Velázquez y a partir de entonces se produce en su pintura un afinamiento de los grises. Además de la monumentalidad ya mencionada, característica suya fue la descripción de lo característico humano y una indagación en las diferenciaciones del individuo.
Poco a poco y conforme va pasando el tiempo Ribera se va liberando del tenebrismo en los años siguientes, evolucionando hacia la claridad, belleza y armonía y acentuando la riqueza de color en sus obras. No se trata de una transición brusca, sino que sigue recurriendo al claroscuro inicial pero buscando efectos de color más atmosféricos y menos duros. De esta época son obras como Magdalena Ventura con su marido (La mujer barbuda) o la Trinidad de la tierra con san Bruno y otros santos.
Frente al barroco italiano, Ribera huye de las composiciones complicadas a favor de la sobriedad, como ocurre en El sueño de Jacob.
Ribera muere en Nápoles en 1652 dejando una fuerte influencia entre sus seguidores. Ya en el siglo XIX fue el ídolo de las generaciones del naturalismo, como Courbet y los realistas.

Ver también: José de Ribera (listado de obras)

No hay comentarios:

Publicar un comentario