¿Comentas?

Agradecemos los comentarios que nos hacen mejorar y aceptamos las propuestas y peticiones sobre las que te gustaría leer en este blog. ¿Colaboras?

domingo, 9 de septiembre de 2012

Los cinco pilares del Islam (tema)

Los deberes religiosos del musulmán se basan en los denominados cinco pilares o fundamentos (arkan), que insisten en particular en la unidad de la comunidad islámica (umma) y establecen las obligaciones generales para con Dios y para con el prójimo.
El primer pilar es la pública profesión de fe (Shahada o confirmación), que sólo se pronuncia firmemente convencido después de un minucioso ejercicio de conciencia, pues su pronunciación ante testigos condiciona el ingreso del musulmán en la comunidad.
El segundo pilar consiste en el deber de la oración ritual (salat), que debe realizarse cinco veces al día a unas horas fijadas. Con anterioridad al rezo, el creyente debe llevar a cabo una serie de abluciones rituales que sirven como purificación. La oración se realiza en dirección a La Meca, y la más importante es la del viernes al mediodía, cuando el salat está precedido por un sermón (khutba) que pronuncia un predicador.
El tercer pilar, dar limosna (zakat), era en origen un ejercicio voluntario de piedad, aunque pronto se convirtió en un sistema de tributos fijado legítimamente.
El cuarto pilar, el ayuno ritual o saum durante el mes sagrado del Ramadán (el noveno del año islámico), es en origen una renuncia voluntaria que se acabaría convirtiendo en deber religioso. El creyente se abstiene, desde la salida del sol hasta su puesta, de comer, beber, fumar y tener relaciones sexuales. En principio sólo es obligatorio si no pone en riesgo la salud del que ayuna.
El quinto pilar es el peregrinaje a la Meca, al que todo musulmán mayor de edad que no se vea impedido por razones de salud, falta de medios o de seguridad en los caminos, está obligado al menos una vez en la vida.

Ver también: El Islam (tema)

No hay comentarios:

Publicar un comentario