¿Comentas?

Agradecemos los comentarios que nos hacen mejorar y aceptamos las propuestas y peticiones sobre las que te gustaría leer en este blog. ¿Colaboras?

viernes, 4 de octubre de 2013

Las reglas del método, Descartes (tema)

En las "Regulae ad directionem ingenii", Descartes propone 21 reglas "fáciles y ciertas" que impidan tomar lo falso por verdadero, sin grandes esfuerzos mentales y aumentando gradualmente la ciencia.
Sin embargo, en el "Discurso del Método" Descartes reduce las reglas a cuatro para una mayor eficacia y rigor.

Primera regla

Constituye tanto el punto de partida como el de llegada. Se trata del principio normativo fundamental: "Nunca acoger nada como verdadero, si antes no se conoce que lo es con evidencia. [...] no abarcar en mis juicios nada que esté más allá de lo que se presentaba ante mi inteligencia de una manera tan clara y distinta que excluía cualquier posibilidad de duda." Todo debe converger hacia la claridad y distinción, a las que se reduce la evidencia. El acto mediante el cual se logra ésta es la intuición, "un concepto de la mente pura y atenta, tan fácil y distinto que no queda ninguna duda alrededor de lo que pensamos", un acto que se autofundamenta y se autojustifica.

Segunda regla

"Dividir todo problema que se someta a estudio en tantas partes menores como sea posible y necesario para resolverlo mejor". Es una defensa del método analítico, el único que puede llevar hasta la evidencia, porque al desmenuzar lo complicado en sus elementos más sencillos se disipan las ambigüedades. Se trata de una fase preparatoria esencial.

Tercera regla

Al análisis debe seguir la síntesis. Ésta debe partir de elementos absolutos o no dependientes de otros, y llevar hacia los elementos relativos o dependientes, dando lugar a una cadena de argumentos que iluminan los nexos.

Cuarta regla

Para impedir la precipitación hay que controlar los pasos individuales. "La última regla es la de efectuar en todas partes enumeraciones tan complejas y revisiones tan generales que se esté seguro de no haber omitido nada."

Se trata de reglas simples, algo característico de toda la obra de Descartes, que subrayan la necesidad de que se tenga plena conciencia de los pasos a seguir para una investigación rigurosa. Son el modelo del saber porque la claridad y distinción evitan los posibles equívocos o las generalizaciones apresuradas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario