¿Comentas?

Agradecemos los comentarios que nos hacen mejorar y aceptamos las propuestas y peticiones sobre las que te gustaría leer en este blog. ¿Colaboras?

martes, 21 de octubre de 2014

Santa Maria in Aracoeli (obra)

Fachada de la basílica de Santa Maria in Aracoeli, Roma (Italia)
Imagen: Miriam Bueno
Se trata de una basílica de tres naves separadas por columnas que se encuentran tras una fachada sobria de ladrillo a la que se llega por una escalinata de mármol blanco de 124 escalones, construida en el siglo XIV por Simone Andreozzi. Está dedicada a la Virgen de Aracoeli, quien, según la creencia, había salvado de la peste al pueblo romano.
Según la leyenda, la iglesia se encuentra en el lugar donde la sibila tiburtina profetizó a Augusto el advenimiento de Cristo poco antes de que muriera. Poco después, el emperador le dedicó a Cristo un altar, el "ara coeli" o "altar del cielo". Más tarde, se enterró en ese lugar a Santa Elena, la madre de Constantino y patrona de la arqueología.
En la Edad Media, la iglesia pasa a manos de los franciscanos, que le dan su aspecto actual.
Como se ha dicho, es una basílica de tres naves separadas por columnas aprovechadas de otros edificios antiguos que sostienen dos filas de arcos.
Artesonado del techo de Santa Maria in Aracoeli
Imagen: Miriam Bueno
Destaca el artesonado del techo de la nave central, que fue dorado y pintado para conmemorar la victoria veneciana en la Batalla de Lepanto; los frescos de Pinturicchio sobre la vida y muerte de San Bernardo de Siena; y la escultura del Santo Bambino, a la que se adjudican virtudes curativas.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar