¿Comentas?

Agradecemos los comentarios que nos hacen mejorar y aceptamos las propuestas y peticiones sobre las que te gustaría leer en este blog. ¿Colaboras?

domingo, 29 de abril de 2012

El nuevo mapa de Europa tras el Congreso de Viena (historia)

El principal objetivo en el diseño del nuevo mapa europeo fue reducir el número de Estados, y este diseño realmente se hizo siguiendo los intereses de las grandes potencias europeas y sin tener en cuenta la voluntad de sus pueblos. Se marginaba con ello el sentimiento de las nacionalidades, que acabaría siendo el cáncer de la obra de Viena. 
Las grandes potencias se pusieron de acuerdo sobre un acta final que se firmó el 9 de junio de 1815. 
Se acordó devolver a Francia a sus fronteras anteriores a 1789 y para reforzar su frontera norte se constituyó el Estado-tapón de los Países Bajos (Bélgica, Holanda y Luxemburgo). Además, se repuso en el trono francés a la dinastía Borbón con Luis XVIII. Polonia fue repartida entre Prusia, Austria y Rusia. Inglaterra obtuvo bases navales y colonias que le permitirían fundar un imperio colonial y se le reconoció el rango de primera potencia marítima. Prusia reforzó su presencia en Alemania con la incorporación de parte de Sajonia. Austria perdió Bélgica pero obtuvo un acceso al mar al apoderarse de Lombardía y Venecia. Asimismo logró asentar a príncipes austriacos en varios tronos ducales y mantuvo la rivalidad con Prusia por los Estados alemanes. Italia mantuvo su división y sometimiento a los Borbones al Papa y a Austria. Rusia, además de sus ventajas en Centroeuropa, obtuvo la mayor parte de Polonia y Finlandia. 
Pero este mapa dejaba problemas sin resolver: se habían formado naciones artificiales y existían dos grandes Estados históricos plurinacionales, como eran el Imperio austriaco y el Imperio otomano. 
Las cinco grandes potencias ampliaron sus territorios. Sin embargo, los países de segundo orden no obtuvieron ninguna compensación territorial a cambio de su intervención en la coalición contra Napoleón. 
El conservadurismo fue el fundamento ideológico de la Europa de la Restauración, y contra él se levantarían los movimientos liberales y nacionalistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario