¿Comentas?

Agradecemos los comentarios que nos hacen mejorar y aceptamos las propuestas y peticiones sobre las que te gustaría leer en este blog. ¿Colaboras?

jueves, 5 de enero de 2012

Venus de Brassempouy o de la caperuza (obra)

Venus de Brassempouy o de la caperuza
Venus de Brassempouy
Se trata de una obra de arte mueble o mobiliar de bulto redondo, es decir, trabajada por todos sus lados. Está realizada en marfil, un material muy utilizado para las esculturas prehistóricas, y representa una cabeza de una figura femenina, por lo que se la clasifica entre las venus paleolíticas. Pero esta venus es única, pues en ella se manifiestan claramente los ojos, la nariz y el cuello, cosa que no es habitual entre las venus de la época, por lo que se piensa que pudo haber sido un retrato. El resto de las venus, como la Venus de Willendorf, carecían de rostro y en su cuerpo se destacaban los rasgos femeninos.
Está tocada por lo que puede ser una caperuza, y por eso es conocida como la “venus o dama de la caperuza”, aunque esta decoración geométrica también puede representar al pelo o al tocado que llevaran las mujeres en ese momento de la historia. Se sabe por los pueblos primitivos que a veces las mujeres se ponen barro en el pelo o se ponen tocados que impidan los parásitos en el pelo, al igual que untan su cuerpo para prevenir las picaduras de los insectos. Puede que el tocado de esta venus sea del mismo estilo. Está representación del tocado seguramente esté hecha con un buril.
La materia prima, en este caso el marfil, se obtenía del entorno más inmediato, por lo que deducimos que en esa época había mamuts en la región francesa. Puede que la forma alargada de la figura se deba a la forma alargada que el marfil tiene por sí mismo. Su concepción es claramente vertical, rígida y simétrica. Se puede apreciar que después de haber sido tallada la pieza pudo haber sido pulida por abrasión.
Es posible que está cabeza formara parte de una venus completa, es decir, que tuviera cuerpo, y que, al igual que el resto de las figuras femeninas, estuviera desnuda y su cuerpo tuviera el vientre, las caderas y los senos abultados. Las venus paleolíticas eran representadas de esta forma porque se piensa que pudieron ser figuritas mágicas y propiciatorias, que aumentaban la fertilidad de las mujeres para que pudieran tener mayor número de hijos, lo que era bueno para la sociedad de los Homo Sapiens, que era una sociedad de cazadores-recolectores. Por eso, A. Leroi-Gourhan las clasifica dentro de los objetos religiosos del arte paleolítico, vinculadas a la magia y al mundo de lo sagrado.
Pertenece al Gravetiense europeo, una subdivisión del Paleolítico Superior, y fue encontrada en Brassempuy, Francia, por lo que forma parte del grupo cántabro-aquitano del arte mueble paleolítico.
Durante el Paleolítico superior, las representaciones femeninas fueron mucho más abundantes que las masculinas, y reciben mucha más atención por parte del artista.

Ver también: El Paleolítico (tema)

6 comentarios:

  1. Muchas gracias por la información y por fomentar la historia. Siga así!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario y por el ánimo :)

      Eliminar
  2. Gracias por compartir la informacion , un saludo !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a usted también por dedicar tiempo a la lectura de mi blog y por el comentario. Un saludo.

      Eliminar
  3. Que interesante!! y que bueno que te guste la historia y sobre todo que te dediques a difundirlo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario Diana :) Espero que te siga pareciendo interesante el blog y que aprendas un poco con cada entrada

      Eliminar