¿Comentas?

Agradecemos los comentarios que nos hacen mejorar y aceptamos las propuestas y peticiones sobre las que te gustaría leer en este blog. ¿Colaboras?

lunes, 30 de enero de 2012

Génesis de la Iglesia medieval (historia)

Se habla de una época apostólica que abarcaría el siglo I de nuestra era, de una postapostólica que comprendería el siglo III y de una nueva época que comenzaría en el siglo IV. Después del Edicto de Milán (313), el Cristianismo se iba a convertir en el principal beneficiario, y de manera especial después del Edicto de Tesalónica (380), por el que se convierte en la religión oficial del Imperio romano.
El triunfo de la Iglesia en el siglo IV es inseparable de su imbricación en el aparato estatal. No obstante, la desaparición de la autoridad imperial en Occidente en el año 476 favoreció una cierta emancipación de la Iglesia y permitió a unos papas de indudable prestigio erigirse en guías morales de primer orden en medio de grandes dificultades. De hecho sería la Iglesia la auténtica fuerza que diera unidad a un occidente atomizado políticamente y sumido en una profunda anarquía.
En su progresivo fortalecimiento, el Cristianismo y la Iglesia como su expresión jerárquica tuvieron que hacer frente a graves problemas internos: el paganismo existente y los movimientos heréticos que surgieron en el seno de la Iglesia.
A lo largo del siglo IV y durante los comienzos del V, a pesar de que la sociedad romana dejó oficialmente de ser pagana, importantes masas de población seguían siendolo, especialmente en el medio rural. Pero también se encontraban paganos en las élites culturales que veían el Cristianismo como religión de la subversión de los valores tradicionales romanos.
Herejía significa opción filosófica libremente elegida, sin embargo tuvo una connotación peyorativa. Las herejías como expresión de disidencia religiosa se oponían a la ortodoxia que los Padres de la Iglesia y los concilios ecuménicos iban definiendo de forma solemne.

No hay comentarios:

Publicar un comentario