¿Comentas?

Agradecemos los comentarios que nos hacen mejorar y aceptamos las propuestas y peticiones sobre las que te gustaría leer en este blog. ¿Colaboras?

miércoles, 25 de enero de 2012

Amenofis III (historia)

También conocido como Amenhotep III, fue el noveno faraón de la XVIII dinastía egipcia, sucediendo a su padre, Tutmosis IV. Gobernó desde 1390 a 1353 a.C, durante el Imperio Nuevo, y se cree que fue coronado cuando aún era un niño, ejercitando por ello la regencia su madre Mutemuia.
Junto a la reina Tiy tuvo a su hijo, el famoso faraón hereje Akenatón, que le sucedió en el trono después de su muerte.
Su reinado es uno de los más prósperos de la historia del antiguo Egipto, y se produce justo después de las campañas asiáticas que llevaron a cabo Tutmosis III y Amenhotep II. Se trata de un periodo de estabilidad, con una nula actividad militar y una intensa actividad diplomática, debido al pago de tributos de los pueblos vencidos, lo que convertía a Egipto en una gran potencia.
Se le considera un monarca centrado en la construcción de templos y tumbas, en las cacerías y en las mujeres de su harén.
De la infinidad de mujeres que tuvo, sólo tres llegaron al rango de esposa real: Tiy, que actuaba como una gobernante en la sombra; Giluhepa, símbolo de la alianza con el país de Mitani; y la primogénita de la reina Tiy, Sitamón.
Realizó numerosas construcciones en el templo de Amón en Karnak, supervisó la construcción de un nuevo templo en Tebas y su templo funerario fue el mayor complejo religioso de Tebas, aunque debido a las inundaciones pronto se encontró en ruinas. A la entrada de este templo se encontraban los famosos Colosos de Memnón, aún en pie. Además, se encargó de ampliar distintas ciudades.
Murió en el año 39 de su reinado y fue enterrado en la tumba KV22 del Valle de los Reyes. Su momia se encontró cerca de la tumba de su abuelo Amenhotep II, ya que los sacerdotes de la XX Dinastía la trasladaron allí para protegerla de los saqueos y del vandalismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario